IAMS AR
Conceptos básicos sobre cachorros: Cambiar la comida de tu cachorro
Conceptos básicos sobre cachorros: Cambiar la comida de tu cachorro

adp_description_block106
Conceptos básicos sobre cachorros: Cambiar la comida de tu cachorro

  • Compartir

Las primeras comidas de tu nuevo cachorro en casa son muy importantes. Averigüe qué fórmula ha estado comiendo su cachorro y continúe alimentándolo con esta comida durante uno o dos días después de llevarlo a casa. Si desea cambiar su dieta a un alimento premium como IAMS™ ProActive Health™ Smart Puppy Original, muévalo gradualmente a la nueva fórmula y ayúdelo a evitar molestias intestinales siguiendo los siguientes pasos:

 

Día 1: Llena el comedero de tu perro con el 75% de su comida anterior y el 25% de IAMS ProActive Health Smart Puppy Original.

Día 2: Mezcle su comida anterior y IAMS ProActive Health Smart Puppy Original en una proporción de 50/50.

Día 3: Alimente a su perro con una mezcla de 75 % de IAMS ProActive Health Smart Puppy Original y 25 % de comida anterior.

Día 4: Alimentar 100% de IAMS ProActive Health Smart Puppy Original.

 

Consejos de alimentación

Para alimentar a un cachorro desde el destete hasta los 4 meses de edad, ofrezca una fórmula premium para cachorros 100 % completa y equilibrada. Para determinar el tamaño de cada porción, comience con la cantidad diaria recomendada por las pautas de alimentación en la etiqueta del alimento para mascotas y divida ese número por la cantidad de veces al día (generalmente tres veces) que planea alimentar a su cachorro.

Sirva la comida a temperatura ambiente y retire el tazón dentro de los 30 minutos después de que haya terminado de comer. Después de cuatro meses, puede alimentar a un cachorro dos veces al día en un horario regular.

  • Proporcione siempre a su perro agua limpia y fresca.
  • Deseche la comida húmeda no consumida al final del día.

No agregue suplementos nutricionales a la dieta de su perro. Agregar suplementos dietéticos comerciales o 'alimentos para personas', como hamburguesas, huevos, requesón o leche de vaca, es innecesario e incluso podría causar más daño que beneficio.