IAMS AR
Como alimentar a múltiples gatos con necesidades nutricionales diferentes.
Como alimentar a múltiples gatos con necesidades nutricionales diferentes.

adp_description_block204
Como alimentar a múltiples gatos con necesidades nutricionales diferentes.

Lo único mejor que tener un gato es tener más de uno. Si bien un hogar con varios gatos significa acurrucarse y acurrucarse más, también puede significar un poco de trabajo adicional a la hora de comer. ¡No tengas miedo! Hemos reunido este sabroso buffet de consejos para ayudarle a garantizar que todos sus compañeros felinos obtengan la cantidad adecuada de alimentos y nutrición. 

¿Por qué los gatos pueden tener dietas diferentes?  

Al igual que sus humanos, las dietas de los gatos varían por varias razones. Primero está la preferencia personal. Algunos gatos quieren comida seca, otros húmeda. A algunos les gustan los sabores diferentes o cenar a una hora determinada.    

Otras razones por las que sus gatos pueden requerir una dieta más específica incluyen la etapa de la vida o el estilo de vida:        

Los gatos mayores aprecian la comida que es más suave y fácil de digerir.  Los gatitos necesitan comidas del tamaño de un bocado que ayuden a desarrollar sus músculos y sistemas inmunológicos en crecimiento.    

Los gatos con sobrepeso necesitan alimentos que les ayuden a controlar su peso sin sacrificar el sabor o la nutrición.  

 Algunos gatos pueden necesitar tomar medicamentos recetados con alimentos.      

Ahora, ¿cómo puedes asegurarte de que cada gato coma la comida adecuada a la hora de la cena?      

6 sabrosos consejos para alimentar a los gatos con diferentes dietas        

  1. Tómatelo con calma        

    Realice cualquier cambio en la dieta de sus gatos gradualmente en el transcurso de varios días. Esto ayudará a reducir los problemas estomacales o las solicitudes para “hablar con el encargado”.    
       
  2. Programe las comidas    

    En lugar de preparar un buffet de 24 horas, programe horarios regulares para cenar. Esto ayuda a garantizar que sus gatos tengan hambre a la hora de comer y no roben el plato de nadie más durante el día.    
       
  3. Sea un monitor del comedor    

    La mejor manera de evitar peleas por la comida u otros problemas alimenticios es vigilar a tus gatos cuando los alimentas. Estarás seguro de que todos están recibiendo una comida adecuada y tendrás más tiempo para pasar el rato juntos.
     
  4. Comedores separados    

    Intente alimentar a cada gato en una habitación diferente, colocando sus tazones de comida separados o separando los espacios para comer con una barrera como una puerta para bebés, un bote de basura o una silla.
       
  5. Lleva la hora de comer a un otro nivel        

    Otra opción es poner la comida de un gato en el suelo y la del otro en una encimera. Esto funciona bien si uno de tus gatos es mayor o más pesado y no puede saltar.          
  6. Manténgase paciente y positivo

    Es posible que sus amigos peludos no acepten estos cambios de inmediato, pero las palabras amables, su afecto continuo y el uso juicioso de las golosinas contribuirán en gran medida a que acepten una nueva rutina a la hora de comer.